Eco-oficinas Perú

Escalera de patios.

Perú, y su capital Lima están viviendo un momento de apertura y crecimiento muy interesante.  Por eso creemos que es el momento perfecto para proponer un edificio de oficinas distinto para Lima.

La avenida Alfredo Benavides comienza a cambiar su perfil y, al igual que en otras zonas de la capital, advertimos un proceso de densificación importante, de manera que nuevos edificios cada vez más altos surgen por todas partes, haciendo cada vez más sostenible la ciudad.

Cuanto más densa sea Lima, mayor será la concentración de actividad humana y la menor cantidad de suelo y recursos naturales que se malgastan.

Dentro de ese acertado movimiento de densificación, el solar propuesto presenta una orientación norte-sur interesante, pero resulta un tanto reducido para la cantidad de metros cuadrados útiles deseados por el cliente si queremos que se garantice una buena iluminación y ventilación de todas las estancias.

Así pues, basándonos en criterios puramente bioclimáticos conseguimos satisfacer todas las necesidades exigidas consiguiendo un edificio de oficinas contemporáneo, rentable y sostenible.

Innovaciones bioclimáticas:

-          ¡No al patio vertical, sí al patio diagonal!

Un patio vertical que realmente introduzca luz en las plantas más bajas del edificio, dada su altura y estrechez, nos haría perder demasiado espacio por planta, por eso proponemos en cambio 3 patios diagonales en los laterales que consiguen varias ventajas como un mejor aprovechamiento de las superficies en planta al poder ser espacios de recreo para las oficinas, fomentar la ventilación cruzada entre las fachadas norte-sur y meter abundante luz al interior gracias a una serie de lamas de espejo orientadas estratégicamente en la fachada norte.

 

-          Aprovechemos la garúa para ahorrar agua y generar microclimas.

Siendo Lima una zona con muy pocas precipitaciones, a su vez disfruta de abundante humedad ambiental. Es importante saber ahorrar agua y buscar nuevas fuentes para obtenerla. Por eso proponemos un sencillo pero ingenioso método, bastante económico, para conseguir que las fachadas recojan el agua de la típica garúa y la humedad ambiente de la ciudad. Generando una doble fachada con una malla fina que permite perfectamente ver a través de ella y que entre la luz al interior, pero que además de crear una buena barrera acústica frente al tráfico denso de la avenida Alfredo Benavides, recoja la humedad y haga que se precipite en unos depósitos, con los que regaremos unos jardines verticales que harán más agradable el trabajo en las oficinas y producirán microclimas en fachada que ayudarán al control climático del interior. Se trata de una técnica barata y ya utilizada en otros lugares, ideal para obtener agua de la humedad ambiental en Lima.

Innovaciones programáticas:

 

-          Partimos de la base de generar unos espacios de trabajo flexibles y divisibles en una o varias oficinas por planta, demandada por el cliente para la mejor rentabilidad del edificio. Además de cumplir perfectamente con esas premisas ofrecemos la posibilidad de obtener dos tipos de espacios: “Espacios A” más amplios, donde se desarrollará el trabajo habitual de una oficina, y “Espacios B” que darán servicio a los “Espacios A”, correspondiéndose con salas de reuniones, despachos, área de descanso de la oficina, etc. Estos

-          Los “Espacios B” están asociados a los patios diagonales y generan un zig-zag a lo largo del volumen del edificio, de forma que obtenemos dos plantas especiales (la planta 3 y la 6) que serían ideales para dedicarse a exposiciones, eventos de las propias oficinas o de externos, etc. aumentando la rentabilidad del edificio para el cliente, y las posibilidades de su disfrute para los usuarios.

-          En cubierta esa banda programática especial culmina con una piscina, cafetería y un área de recreo para el edificio.

 

  • Estado: Concurso.
  • Año de Proyecto: 2013.
  • Localización: Lima,Perú.
  • Superficie: 7.300 m2.
  • Diseño: OOIIO Arquitectura.
  • Equipo: Joaquín Millán Villamuelas, Patricia Moreno Blasco, Sergio González Gómez, Juan Naranjo García.
  • Cliente: Privado