Silla y mesa -Monstruo-

Para dejar volar la imaginación.

La silla y mesa “Monstruo” son unos compañeros perfectos de juegos y aventuras que permitirán a nuestros monstruitos favoritos experimentar y crecer, dejar volar su incontenible imaginación, interactuar con un objeto tan cotidiano como lo son una silla y mesa.

Será mucho más divertido hacer los deberes, jugar, pintar, realizar actividades que fomenten el hábito de estudio, si contamos con un mobiliario especialmente diseñado para ellos.

Para los peques es fundamental realizar actividades físicas, correr, saltar, no parar de un lado para otro, pero también es clave para su educación proponerles otro tipo de actividades que desarrollen su capacidad de concentración, el interés por aprender, o por jugar solos o con amiguitos en torno a una mesa. ¡no todo va a ser correr y saltar! También hay que saber jugar más tranquilos.

La silla y mesa “Monstruo” se piensa como una primera experiencia con el diseño, como muebles didácticos que comienzan a hacerles ver que todos los objetos que nos rodean pueden ser mucho más atractivos y divertidos si aplicamos la imaginación sobre ellos.

Todos recordamos como cuando éramos pequeños cualquier cosa podía ser un avión, un barco, un tren… la silla y mesa “Monster” están pensadas para que los peques no se sienten en una silla, sino que se sienten en un dragón, o en un león, y que trabajen sobre una tortuga o un perrito.

Fácil de montar, se vende en piezas que los papás podrán ensamblar en casa en unos pocos minutos. Además presentan un kit de “ojos” intercambiables para que la diversión e interacción sean todavía mayores.

La silla y mesa están a la venta en Nyova.com (también pueden contactar directamente con nosotros).

  • Estado: Concurso. Proyecto Seleccionado. Construido y en comercialización.
  • Año de Proyecto: 2014.
  • Localización: España.
  • Material: Madera de pino maciza.
  • Dimensiones: Largo: 40, Ancho: 39,5, Alto: 52,5.
  • Diseño: OOIIO Things.
  • Equipo: Joaquín Millán Villamuelas y Jesús Reyes García.
  • Cliente: Nyova