Balneario de la Fuente Santa

Lava y paisaje

Entendemos el Balneario no sólo como un edificio, sino como un conjunto de intervenciones, tanto arquitectónicas como paisajísticas, de infraestructuras y medioambientales a lo largo de todo un territorio.

Tras estudiar la zona de actuación, decidimos proponer una intervención conjunta que engloba todo el área, de forma que el nuevo conjunto de intervenciones, no sólo el Balneario, se convierta en un nodo turístico y medioambiental fundamental para la comarca y para toda la isla.
No obstante el plato fuerte de nuestra intervención será sin duda el Balneario, situado en un punto estratégico del entorno propuesto, dominando el terreno sobre los manantiales de aguas termales, que harán fácil el sistema de instalaciones necesario para el buen funcionamiento y la eficiencia del complejo.

El Balneario será un edificio singular que se aprovecha de forma muy inteligente de todos los recursos naturales que ofrece este paraje: el sol, la brisa del mar, el paisaje particularmente bello y las fuentes de agua dulce.
En nuestra propuesta entendemos que estas características naturales propias de este afortunado enclave deben de participar muy activamente en la concepción y funcionamiento de todos los edificios propuestos.

Proponemos un proyecto donde los usuarios podrán disfrutar del agua en unas instalaciones que ofrecerán al visitante una gran riqueza de tratamientos diferentes, con plantas flexibles que se pueden adaptar muy bien a las necesidades del Cabildo o del Municipio de hoy y de dentro de muchos años.

Funcionamiento del edificio:

Tras estudiar concienzudamente la orografía del terreno, elegimos los puntos que mejores vistas tendrán y que mejor podrán permitir una excelente relación paisaje-edificio y una fácil construcción
Separamos el programa en 1 edificio Balneario, 1 edificio de restauración (cafetería, restaurante y tiendas), una serie de terrazas abiertas a todo el público con piscinas y jardines escalonadas adaptándose al terreno.

Construimos el edificio equipado como Balneario en el extremo Oeste de la zona de actuación propuesta, ya que es el punto que mejor domina toda la zona de actuación y permite que el edificio pueda funcionar sin interferencias por parte del resto de actividades, ayudando a generar una zona relajada y tranquila.
El Balneario cuenta con dos plantas, y tres terrazas que se adaptan de manera muy elegante a la orografía propia del terreno existente.
La primera terraza está a la cota de entrada (la carretera), y es totalmente abierta al público, de forma que cualquiera puede ir allí a disfrutar del paisaje y las vistas.
La segunda terraza (será la planta -1) corresponde a la cota de entrada al Balneario. Se divide en 2 partes, una zona húmeda, que sólo se puede pisar con calzado apropiado para el uso de las instalaciones relacionadas con el agua, donde se encuentran piscinas, salas de masaje, y una terraza al aire libre con su cafetería para tomar zumos y continuar el tratamiento de relajación y una zona seca, donde se encuentra la recepción, administración y vestuarios.

Si seguimos descendiendo llegamos a la tercera terraza del Balneario (planta -2), totalmente húmeda, con jacuzzis, sauna, piscinas, y todo tipo de tratamientos de agua.
El conjunto del Balneario funciona bastante bien como un espacio para que los usuarios disfruten de las bondades de las aguas del manantial, disfrutando en todo momento de la relación interior-exterior muy activa propuesta gracias al diseño particular del edificio. Los interiores además están totalmente integrado con el resto del proyecto, consiguiendo sin duda unos espacios muy atractivos y visuales.

A la misma cota de la entrada del Balneario se encuentra el segundo edificio del complejo, la cafetería-restaurante, tiendas y auditorio.
Este edificio de servicios de restauración, complementa muy bien la oferta turística que plantea el Balneario pero no interfiere con ella, pudiendo gestionarse y funcionar de forma independiente y a la vez conjunta. Creemos interesante plantearlo de esta forma separada ya que esto aumenta la flexibilidad de su gestión, coordinar los horarios de apertura al público como más interese, etc.

Generamos la entrada a todo el conjunto justo en medio de ambos edificios (Balneario y edificio de restauración). Así el visitante podrá llegar al lugar y mediante un suave y agradable descenso, elegir si quiere ir al Balneario, o tomarse una cerveza mirando el mar, los jardines y el resto de terrazas paisajísticas del conjunto, o bajar a las piscinas públicas y la playa.
El segundo edificio destaca también por unas amplias terrazas que harán mucho más atractivo el hecho de sentarse ahí a comer, tomar una copa o cenar, a la vez que aumenta enormemente la posibilidad de rentabilizar la explotación de esta construcción.

Queremos que sea un lugar muy fácil de recorrer por el visitante, cómodo, divertido, abierto y agradable.
Es por eso también que las cubiertas de todos los edificios son transitables. Se construyen siempre de la misma forma que el resto de aterrazamientos de losas de hormigón, para facilitar la puesta en obra, y no complicar la ejecución. Toda la intervención será igual. Losas de hormigón a modo de bandejas abiertas al paisaje, muros de contención de hormigón y cerramientos de vidrio en puntos específicos. Todo el conjunto se entenderá como una unidad coherente y no como varios edificios separados,para que los turistas y lugareños puedan venir siempre que quieran a un sitio bonito y especial, a disfrutar de un entorno único fácilmente identificable gracias a su arquitectura.

El diseño de las plantas es bastante abierto, de forma que si el Cabildo o la autoridad competente encargada en su momento de gestionar el edificio quisiera que los dos edificios fuesen en realidad uno, es muy fácil adaptar nuestro esquema, ya que no tenemos más que juntarlos, al tener las entradas a la misma cota.
De igual manera, estas plantas y arquitecturas propuestas pueden incluir otro tipo de usos sin modificar el aspecto del conjunto, pudiéndose incorporar camas de hotel para pasar la noche o cualquier otra función que sea requerida en caso de resultar ganadora nuestro edificio a la hora de redactar el proyecto, debido a la enorme flexibilidad que permite esta estrategia arquitectónica que planteamos.

  • Estado: Concurso.
  • Año de Proyecto: 2015.
  • Localización: Fuencaliente, La Palma, España.
  • Superficie: 1.065 m2
  • Diseño: OOIIO arquitectura
  • Equipo: Joaquín Millán Villamuelas, Jesús Reyes García, Sonia Martín, Ana Valverde.
  • Cliente: Cabildo Insular de La Palma