Hotel Reykjavik

Cuando un edificio privado genera espacio público.

El área propuesta es extraordinariamente sensible. Se trata del corazón mismo de Islandia. Cualquier actuación arquitectónica en la zona debe ser consciente de esto y comprender muy bien el entorno.
Se nos propone la creación de un nuevo hotel de 130 habitaciones. Un hotel de tales características se convertiría inmediatamente en el mayor edificio del entorno, superando en escala a todas las edificaciones previas, destacando demasiado y convirtiéndose en una discontinuidad evidente dentro del tejido urbano de Kvosin.

Una cantidad tan grande de programa nos obligaría a ocupar también parte de la plaza, desplazando el espacio libre lejos de las otras dos plazas. ¡No queremos que los 3 espacios públicos existentes queden aún más aislados entre sí!

Por todo esto proponemos dividir el edificio, demasiado grande y fuera de escala para su entorno, en dos edificios mucho más eficientes. Entre ambos hoteles se generará una nueva Ingólfstrog con un tratamiento innovador de gran calidad arquitectónica que servirá de referencia y punto de encuentro para todos los habitantes de Reikiavik, atrayendo a muchos visitantes a la zona.

Hotel 1

Es el encargado de la recomposición de la disgregada Vallarstræti, cerrando las feas medianeras altas que dan la espalda a Ingólfstrog. Pone en conexión la Plaza del Parlamento con nuestra actuación, ya que sus bajos comerciales y restaurantes continúan los ya existentes en la cara norte de la plaza.

Hotel 2

Se trata de un edificio icónico con un gran patio central, de forma que todas las habitaciones quedarán exteriores, consiguiendo gracias a esto una muy buena calidad espacial interior. El hotel se eleva del suelo en 3 de sus 4 caras, de forma que se consigue un espectacular espacio público justo bajo su patio central.

La parte interior del patio será un nuevo e interesante espacio urbano recubierto de grandes pantallas de leds, que generarán un espectáculo muy visual con luz artificial. Esto funcionará muy bien en una ciudad como Reikiavik, atrayendo visitantes de todas partes, como si se tratase de un nuevo “Piccadilly Circus” o un “Times Square”, a otra escala urbana.

Una escalera mecánica invitará a los visitantes a subir hasta la terraza del Hotel 1, contemplando el fantástico espectáculo de luz y color durante el recorrido y una vez arriba podrán disfrutar de una panorámica única del centro de Reikiavik.

El carácter público y dotacional del Hotel 1 no afecta a los usuarios del mismo, sino que aumenta su fama y publicidad a nivel internacional. Será una nueva gran atracción conocida en todo el mundo.

  • Estado: Concurso.
  • Año de Proyecto: 2012.
  • Localización: Reikiavik, Islandia.
  • Superficie: 4500 m2.
  • Diseño: OOIIO Arquitectura.
  • Equipo: Joaquín Millán Villamuelas, Belén Gómez Mendiguchía, Javier Urrutia Sánchez, Kristinn R. Ólafsson, Gema López March, Marta Cacho Guinea.
  • Cliente: Privado.